Con el replanteo criptográfico, un individuo recibe una recompensa o pago simplemente sosteniendo un token en particular.

Cuanto mayor sea la apuesta, mayor será la recompensa que gana un inversor. Esto incentiva a los usuarios a participar en la comunidad de esta moneda, lo que beneficia a toda la red ya que más apostadores significa que la red es más segura.